Home Page
Mensajes y comunicados de SOMI
Historia del Teatro
Carlos Somigliana
Fundación Somi
Obras estrenadas
Dramaturgia
NUEVO:
Sobrepoco, la columna de B.C.
Sobretodo,
Revista digital de crítica e investigación teatral
Textos de autores argentinos contemporáneos
Teatro Abierto
Taller En busca de la herencia... 2001
Libros y videos
Staff
Mail
 
Síganos
por Facebook
 
 
Comprar entradas en Alternativa Teatral
 
Repetorio estrenado
 
     
Abel Claudio Da Passano
Caín Claudio Martínez Bel
Tatita Claudio Rissi
Escenografía y vestuario Gabriela A. Fernández
Iluminación Leandra Rodríguez
Diseño sonoro Eliana Liuni
Fotografía Malena Figó
Asistencia de escenografía y vestuario María Laura Voskian
Realización escenográfica Gonzalo Palavecino
Lucía Garramuño
Prensa Daniel Franco
Paula Simkin
Realización de vestuario Mirta Miravalle
Asistencia de dirección Alan Darling
Dirección

Mauricio Kartun

Sala Carlos Somigliana

Agradecimientos: Eduardo Graham / Patricio Nusshold / Luciano Linardi

Este espectáculo cuenta con el subsidio del Instituto Nacional del Teatro.

 

“Ellos (Adan y Eva) tuvieron dos hijos varones. El mayor se llamaba Caín, nombre que traducido significa posesión, y el pequeño Abel, que significa nada. (…) Mientras Abel, el más joven, procuraba ser justo y se dedicaba a la vida pastoril, Caín pensaba únicamente en la riqueza y por ello fue el primero que tuvo la ocurrencia de arar a la tierra. (…) Tras acordar ellos hacer de lo suyo una ofrenda a Dios, éste se complació más con los frutos espontáneos y naturales y no por los producidos por la fuerza y por la argucia de personas avaras. De ahí que Caín irritado por haber preferido Dios a Abel, mató a su hermano”.
“Y tras recorrer muchas regiones Caín en unión con su mujer tomo posesión de Naid, y allí construyó su vivienda, en la que nacieron sus hijos. (…) Acrecentaba su patrimonio con abundancia de riquezas fruto de la rapiña y de la violencia y merced a su invención de las medidas y las pesas cambió la moderación con la que antes vivían los hombres, convirtiendo su vida, que era pura y generosa por el desconocimiento de estas novedades, en siniestra. Fue el primero en poner lindes a las tierras. Y en fundar una ciudad y en fortificarla con murallas para proteger aquel patrimonio, obligando a los suyos a vivir todos ellos encerrados allí”.

Flavio Josefo - Historiador – Año 93 d.C.

 
 
 
 

Av Roque Sáenz Peña 943
C1035AAE Buenos Aires, Argentina
E-mail info@teatrodelpueblo.org.ar
Esta sala cuenta con el apoyo del
Instituto Nacional del Teatro
y de Proteatro