Home Page
Mensajes y comunicados de SOMI
Historia del Teatro
Carlos Somigliana
Fundación Somi
Obras estrenadas
Dramaturgia
NUEVO:
Sobrepoco, la columna de B.C.
Sobretodo,
Revista digital de crítica e investigación teatral
Textos de autores argentinos contemporáneos
Teatro Abierto
Taller En busca de la herencia... 2001
Libros y videos
Staff
Mail
 
Síganos
por Facebook
 
 
Comprar entradas en Alternativa Teatral
 
Textos de Autores Argentinos Contemporáneos
 
Siempre nada
de Orlando Leo
 
Ver ficha de la obra en Obras estrenadas del Teatro del Pueblo


Personajes:

Flaco
Rolo
Cacho
Ricardo

(LA ACCION SE DESARROLLA EN UNA CALLE DE TIERRA DE UN PUEBLITO DEL INTERIOR, UNA TARDE A LA HORA DE LA SIESTA, FRENTE A UN PEQUEÑO COMERCIO CERRADO DEFINITIVAMENTE Y ABANDONADO.
EL FLACO ESTA SENTADO EN EL ESCALON DE LA PUERTA DEL COMERCIO, SOLO, APLASTADO POR EL ABURRIMIENTO Y LA FIACA. DE REPENTE VE QUE ALGUIEN SE ACERCA, SE DESPABILA. LLEGA ROLO).
ROLO: ¿Qué hacé, Flaco?
FLACO: ¿Qué hacé?...
ROLO: ¿Viste? No hay nadie. Vine caminando por las calles y ni un alma... Qué pueblo de mierda.
FLACO: ¿Y a quién queré encontrar?
ROLO: No sé... (QUEDAN EN SILENCIO). ¿Cuánto hace que estás?
FLACO: Desde el mediodía... Me dije, algún gil voy a encontrar.
ROLO: Pensaste lo mismo que yo.
FLACO: Sí... (NUEVO SILENCIO). ¿Y ahora qué hacemo?
ROLO: No sé...algún otro gil va a caer.
FLACO: ¿Te parece? Es una tarde pa' tirarse a roncar y no parar más... Pero yo no puedo roncar. Yo siempre tengo que estar despierto. Me duermo cuando ya no doy más...
ROLO: ¿Y por qué?
FLACO: Si me la paso roncando puedo perderme una oportunidá...
ROLO: ¿Qué oportunidad?
FLACO: No sé, en cualquier momento puede aparecer una oportunidá...
ROLO: Pero para qué...
FLACO: Pa' hacer algo...
ROLO: ¡Si nunca hacés nada!
FLACO: ¡Por eso! ¡Tengo que estar atento, pa' no perder la oportunidá!
ROLO: Estás jodiendo.
FLACO: No jodo. ¿O qué te creé que soy yo? ¿Que no pienso? ¿Que tengo soretes en la cabeza? ¡Más te digo, vine aquí porque va a pasar algo! ¿O pensás que soy un pelandrún? (ROLO VA A HABLAR). ¡No me preguntés qué, porque no sé!... Pero vine aquí... no es joda lo que digo, eh... ¡Pa' salvar a la patria!
ROLO: ¿Y de dónde te salió eso?
FLACO: ¡Del bocho! ¡Andaba caminando sin saber pa' adónde ir, roto, y de repente me dije: tengo que salvar a la patria! Y m vine rápido pa' aquí y como aquí no pasaba nada me puse a esperar, hasta que llegaste vos. ¿Vos pa' qué viniste?
ROLO: ¡Yo vine para cualquier cosa, menos para escuchar pelotudeces! ¡Decime, pelotudo de mierda, qué patria vas a salvar, qué patria!... ¿Te viste la facha que tenés?
FLACO: ¿Qué querés decir con eso?
ROLO: ¡Si vieras la facha que tenés no dirías tantas pavadas! ¿Cuánto hace que saliste de la cana la última vez?
FLACO: Y...antiayer...
ROLO: ¿Seguro que ayer no estuviste en cana? ¡Vos te la pasás en cana todos los días!
FLACO: Seguro que antiayer.
ROLO: ¡Mentiras!
FLACO: ¡Desde antiayer no morfo, más seguro que eso!
ROLO: ¿No ves, sos un muerto de hambre y te querés hacer el San Martín?
FLACO: ¿Y qué? ¿No puedo ser un muerto de hambre y San Martín al mismo tiempo? ¡Vos porque no me mirás bien! ¡Pero si me miraras como yo me miro, te apiolarías de que yo puedo ser las dos cosas a la vez! ¡Yo tengo muchas cosas buenas, a palada! ¡A ver!... ¡Prestame un mango!
ROLO: ¿Qué?
FLACO: ¡Te estoy probando solamente! ¡Prestame un mango!...
ROLO: ¿Cómo? ¡Me pedís prestado! ¡Después de todo lo que me debés! ¡Te vengo bancando desde hace años!
FLACO: ¿Qué va a hacerte un mango más?
ROLO: ¡Desde chiquito! ¡Si me devolvieras todo lo que me debés ahora sería rico!
FLACO: ¿Pero un mango nada más?
ROLO: ¡No tengo!
FLACO: ¡Es al divino botón! ¡No me valorás!...
ROLO: ¿No sabés que me quedé sin laburo? ¡El gallego me rajó de la panadería!
FLACO: ¿Te rajó? ¿En serio?... ¡Que bárbaro! ¡Cómo hizo eso! ¡Yo a ese gallego voy a ir a verlo y le voy a cantar las cuarenta, le
voy a decir de todo! ¡Rajar a mi mejor amigo! ¡Al único que me presta guita! ¡No! ¡Es un gallego hijo de puta, lo que me hizo no tiene nombre...!
ROLO: ¡A mí me hizo!
FLACO: ¡Así no se puede vivir!
ROLO: ¡Má, terminala de una vez! ¿Me podés decir qué porvenir
tenía yo en lo del gallego?¡Para peor yo era el único que laburaba ahí! ¡Me tenía para todo! ¡Que amasá, que vendé, que andá a repartir, y sin horarios, porque eso de los horarios, de las ocho horas se acabó, ahora es de sol a sol! ¡Y por un sueldo de mierda!... Si por lo menos éramos muchos los que laburábamos yo me hacía delegado...
FLACO: ¿Qué es eso?
ROLO: ¡Delegado!... (EL FLACO LO SIGUE MIRANDO SIN ENTENDER). ¡Delegado gremial! ¡Pero qué, era yo sólo el esclavo! ¡Mirá que no me achiqué por eso! ¡Hice asambleas!... ¡Mandé una carta al sindicato!
FLACO: ¨Y?
ROLO: ¡La carta de respuesta que me llegó me hizo de llorar...de la emoción! ¡Y al día siguiente lo cagué al gallego y le enchufé una huelga!... El hijo de puta al otro d¡a no me dej¢ entrar... ¡Le hablé de los derechos y me corrió con un palo!...
FLACO: ¡Hacele juicio!
ROLO: ¡Claro que se lo voy a hacer! ¡Lástima que en este pueblo de mierda no hay ni un miserable juzgado, pero voy a ir al juzgado del pueblo de al lado y se lo voy a hacer!
FLACO: ¡Eso! ¡Metele juicio!
ROLO: ¡Flor de juicio le voy a encajar! ¡Así de grande!
FLACO: ¡Metéselo en el culo!... ¡Mirá, Rolo, me da tanta bronca que ese guacho te echó...voy ahora mismo a la panadería y le rompo la vidriera a piedrazos!
ROLO: Dejá, no vale la pena. Te van a meter en cana.
FLACO: Yo por vos haría cualquier cosa.
ROLO: No importa que me echó, ya estaba podrido de ahí. Yo busco algo mejor, hacer algo que me guste. ¡Yo quiero trabajar en
una fábrica, donde haya miles de obreros! ¡Yo quiero defender a los de abajo para que no los exploten como el gallego a mí!... ¡Voy a hacer huelgas, luchar‚ por aumentos de sueldo! ¡Voy a hacer...qué sé yo, montones de cosas! ¡Montones, montones!...
FLACO: ¡Eh, pará un poco!
ROLO: ¡Vos no me entendés! ¡A mí me gusta luchar!
FLACO: ¿Ves? ¡Por un tipo como vos vale la pena jugarse! ¡Voy a lo del galllego y lo lleno a cascotazos!...
ROLO: No...
FLACO: ¡Y si sale con un palo lo lleno a cascotazos a él y a toda la familia!
ROLO: ¡Te meten en cana!
FLACO: ¡Que me metan! ¡Qué me voy a calentar! ¡Seguro que por eso el comisario me da una semana! ¡Sabés lo que es morfar una semana? ¿desayuno, almuerzo, cena? ¡No, yo me juego por vos!...
ROLO: No vale la pena...
FLACO: ¡Vale! ¡La única macana es que me parece que el comisario me está junando, la última vez me dio cinco días y al primero, al ver como yo morfaba, me dejó libre! ¡Así no hay justicia! ¡Si todos van a hacer como él, cuál será el porvenir de la patria, con todos los presos sueltos afanando por todas partes! ¡Lo que pasa es que el comisario es un hijo de puta! ¡No le interesa ni medio la patria!
ROLO: ¡Y al gallego tampoco! (QUEDAN EN SILENCIO PARA REPONER AIRE. APARECE CACHO).
CACHO: ¡Yo sabía que a ustedes dos los iba a encontrar!
ROLO: ¿Qué hacé, Cacho?
CACHO: ¿Qué hacé, Rolo? ¿Vos, Flaco?
FLACO: ¿Qué hacé?
CACHO: ¿Qué hacé?... ¡Me dije: esos dos pelotudos deben estar! ¡Si apostaba ganaba seguro! ¿Qué hacían?
ROLO: Nada...
CACHO: ¿Estaban de pelotudos, nomás? ¡Cómo se la pueden pasar sin hacer nada! ¡Hay que hacer, hay que hacer, yo siempre hago! ¡Yo antes de venir estaba con la Rula, mi vecinita, haciendo, si no es que la madre se levantó de la siesta porque escuchó ruidos y tuve que largar todo, yo para esta tarde quedaba hecho, pero me quedó todo por la mitad! ¡Así que ahora tengo que hacer! ¿Tienen alguna idea?
FLACO: ¿Y pa' qué vamos a tener una idea?
CACHO: ¡Flaco, no seas pelota! ¡Hay que aprovechar el tiempo! ¡Timbiemos!
ROLO: ¿Vos siempre pensás en lo mismo?
CACHO: ¡Para matar el tiempo!
FLACO: ¡Antes dijiste que había que aprovecharlo, ahora que matarlo!
CACHO: ¡Si lo vamos a matar es para aprovecharlo! ¡Uno mata una vaca para comérsela!
FLACO: Y a un tipo para robarle la guita.
CACHO: Eso. ¿Trajeron dados, naipes, algo?
ROLO: ¿Vos te creés que nosotros andamos con el casino encima?
FLACO: ¿Y tus naipe?
CACHO: ¡Se me hicieron barro de tanto jugar, daban asco! ¡Busquemos algo! (BUSCA A SU ALREDEDOR).
FLACO: Con piedritas podríamos jugar al tinenti.
CACHO: ¡Pero qué te creés que soy! ¡Lo único que falta es que juguemos a la rayuela, como minas!
ROLO: Al que escupe más lejos.
CACHO: ¡Eso no es timba, es deporte! (SIGUE BUSCANDO). ¡Qué pueblo de mierda!... Lo único que nos queda... ¡Bárbaro! ¡Escuchen! ¡Apostamos un mango cada uno a ver quién adivina el último número de la chapa del primer auto que pase por aquí!
ROLO: ¿Y eso es divertido?
CACHO: ¿Ustedes tienen otra idea mejor?
ROLO: ¡Por aquí no pasa un coche ni que te mueras!
CACHO: Sí...eso es una joda... En la ciudad, pasa uno a cada rato, así que ganás, perdés, todo rápido, a veces pasan dos autos juntos y
uno le gana al otro por un paragolpe... ¡Qué bárbaro! ¡En media
hora podés llenarte de guita!... Pero no importa, aquí uno va a pasar...
ROLO: A veces pasa uno por la ruta...
CACHO: ¡Hay que tener fe! ¡Si no tenés esperanza, qué se puede esperar de esta vida! ¡Seguro que uno va a pasar! ¡Vamos, no sean maricones!
ROLO: Bueno, está bien... Apuesto. Pero el Flaco no tiene ni un mango.
FLACO: Eso, no tengo ni un mango, así que minga de poder hacer guita...
CACHO: ¡Al Flaco le damos crédito, si siempre le damos crédito!
FLACO: Algún día voy a pagar todo lo que debo.
ROLO: No va a alcanzarte un camión de guita.
CACHO: ¡El Flaco va a pagar!
FLACO: ¡Claro que voy a pagar!
ROLO: Está bien...
CACHO: ¡Yo elijo el cinco!
ROLO: Yo el uno.
CACHO: ¿Vos, Flaco?
FLACO: Dejame pensar... (PIENSA EN SILENCIO).
CACHO: ¡Dale, así es un plomazo! ¡Cualquier número!
FLACO: ¡Sí, pero la guita, si pierdo, después debo garparla yo! ¡Dejame pensar tranquilo! ¡Para vos un mango puede ser una pavada pero pa' mí es una cosa seria!... ¡El ocho!
CACHO: ¡Bárbaro! ¡El Flaco el ocho, Rolo el uno y yo el cinco! Ahora nos podemos sentar y esperar que pase... (CACHO Y ROLO SE SIENTAN EN EL ESCALON AL LADO DEL FLACO).
FLACO: ¡Che, no empujen!
ROLO: ¡Dale, hacé lugar!
FLACO: ¡Ufa!... (SE CORRE. ASI, SENTADOS, QUEDAN UN RATO EN SILENCIO, ESPERANDO). Che ¿en serio estabas haciendo con la Rula?
CACHO: Sí.
FLACO: ¿La primera vez?
CACHO: No.
FLACO: La pucha...qué suerte... Yo...las únicas veces...con la urraca...
ROLO: ¿Con quién?
CACHO: ¿Con un loro?
FLACO: ¡Con la urraca! ¡Con esa vieja que hay casi saliendo del pueblo!
CACHO: ¡Pero ésa tiene más de ochenta años!
FLACO: ¡Eh, no tanto!
CACHO: ¡Setenta y nueve!
FLACO: Y bueno...
CACHO: ¿Pero te tira unos mangos?
FLACO: No, pero me tira de comer. Cocina pa' el carajo. ¡Me da unos fideos repasados, asquerosos! ¡Unos fideos de mierda! ¡No sé pa' qué los como! ¡Después la guacha va y me deja peor!
ROLO: ¿Peor?
FLACO: ¡Vos no sabés lo que es la vieja esa! ¡Una exprimidora! ¡Me deja con más hambre que cuando llegué! ¡Salgo que ni puedo caminar, me tengo que agarrar de las paredes!...
ROLO: ¿Y entonces para qué vas?
FLACO: ¡Me da un plato de fideos...y vos sabés lo que es morfar!... ¡Cuando peor están los fideos, más tengo que masticar y entonces más tengo la sensación de morfar...y eso!... ¡Ah!... (PONE CARA DE FELICIDAD PERO ENSEGUIDA CAMBIA DE EXPRESION). ¡Me cuesta tragarlos! ¡Son terrible! ¡Pero ese momento de masticar, de morfar...es glorioso, pa' no olvidarlo más!... (QUEDAN EN SILENCIO).
ROLO: ¿Vos creés, Cacho, que va a pasar algún auto?
CACHO: ¡Pero viejo, ustedes qué son! ¡Hay que tener esperanza!
ROLO: Mirando desde aquí...el fin de la calle...nada... Se ve el basural...después el cementerio... ¿O el cementerio está antes?... ¡Debe estar todo junto, cementerio y basural, las cruces mezcladas con la basura...si nunca nadie limpia!... Es triste morirse en este pueblo...
CACHO: Mirá, yo desde aquí tampoco veo nada... Pero me parece que lejos, bien lejos, no sé, a diez kilómetros, a veinte, a cien kilómetros...viene un auto...
FLACO: ¿Cómo podés ver tan lejos?
CACHO: Podrá ser dentro de un minuto, diez minutos, media hora, una hora...pero va a llegar el coche con un cacho de patente así y entonces vamos a timbear como en las ciudades civilizadas. Y detrás de eso viene algo más... ¡Ruletas, timbas, minas, bailes, joda, mucha joda!
FLACO: Yo no veo nada...
CACHO: ¡Un enorme corso de carnaval de cien cuadras de largo! ¡Minas en
bolas! ¡Garitos! ¡Cornetas! ¡Serpentinas! ¡La gente haciendo en
la calle! ¡Vidrieras rotas y la gente afanando a todo lo que da!
¡Papel picado! ¡Música! ¡Bombo! ¡Mucho bombo!
ROLO: ¿Qué es eso?
CACHO: ¡La esperanza!
ROLO: Dejate de joder... Mirá...no se mueve nada en esta cuadra...ni
el sol...lo tenemos sobre la cabeza y no afloja el hijo de puta... Estamos clavados aquí...como boludos...
CACHO: ¡Dale, así es aburrido jugar! ¡Pongan un cacho de entusiasmo!
FLACO: Yo lo pongo. No un cacho, tres cacho... ¿Pero vale la pena?... Debe haber otras maneras más fáciles de hacer guita... ¿No, Rolo?
ROLO: Seguro.
FLACO: ¡Miles de maneras! ¡La cuestión es encontrar una!... (PIENSA). ¡Yo tengo una manera! (SE LEVANTA). ¡Tengo!
CACHO: ¿Qué tenés?
FLACO: ¡Lo que me hacía falta! ¡Una manera! ¡Escuchen! ¡Laburo!
CACHO: ¡Dejate de joder!
FLACO: ¡Hablo en serio! ¡Laburo...!
ROLO: ¡No vas a empezar igual que éste, que el corso, el carnaval, la
joda!...
FLACO: ¡No sean pelotudos! ¿No saben escuchar? ¡Escuchen! ¡Laburo...!
CACHO: ¡Pero quién va a creerte eso! ¡No laburaste en toda tu vida y
ahora nos venís a hacer el cuento...! ¡Tenés razón, Rolo, a
éste el sol le está reventando los sesos!
FLACO: ¡Está bien, no cuento nada! ¡Cuando me vean nadando en guita (HACE UN CORTE DE MANGA) esto les voy a dar, (OTRO CORTE) esto! ¡Ustedes piensan que soy un pelotudo, que tengo sólo pelotudeces en el mate, que digo pelotudeces y hago lo pelotudeces? ¡Yo digo que ustedes son más pelotudos que yo!
ROLO: ¡Está bien, no te enchinchés!
FLACO: ¡Yo no me enchincho!
CACHO: ¡Contá si querés, si no tenemos otra cosa que hacer! ¡Contá!
ROLO: ¡Sí, dale, contá!...
FLACO: Bueno...cuento...
CACHO: ¡Pero no la alargués mucho que en cualquier momento puede pasar un auto y...!
FLACO: Sí... (SE PASEA NERVIOSO Y DESPUES LOS VUELVE A ENFRENTAR). ¡Voy a laburar! (ROLO Y CACHO APLAUDEN).
ROLO: ¡Bien, Flaco!
CACHO: ¡Me parece bien, era hora!
FLACO: ¡Voy a laburar! (VUELVEN A APLAUDIR).
ROLO: ¡Eso!
CACHO: ¡Dale que vas fenómeno!
FLACO: ¡Pero no mucho, sólo lo necesario! ¡Laburar pero ni un día de más!
CACHO: ¿O sea que no te vas a jugar del todo?
FLACO: ¡Laburar un día de más sería un desperdicio!
ROLO: Te puede hacer mal.
FLACO: ¡Me junto la guita y me compro una ametralladora! (SILENCIO).
ROLO: ¿De verdad?
FLACO: ¡No macaneo!
CACHO: ¿Y qué vas a hacer con eso?
FLACO: ¡Robar un banco!
CACHO: ¡Bueno, era lo que nos faltaba para completar el día!
ROLO: ¡Che, creí que hablábamos en serio!
FLACO: ¡Hablo en serio! ¡Lo que pasa es que a ustedes les falta cultura y por eso no me entienden!
CACHO: ¿Ah, así que ahora no te entendemos?
FLACO: ¡No!
CACHO: ¡Pero si vos no llegaste a pasar el primer grado en la escuela primaria y te rajaron...! ¿De dónde venís con eso? ¡Rolo por lo menos terminó el primario! ¡Yo traté de hacer el secundario pero abandoné a los dos meses! ¡Ricardo, llegó hasta segundo año con mucho sacrificio, en la ciudad debía trabajar en una carpintería! ¡Y ahora venís vos...!
FLACO: ¡Yo estoy lleno de cultura!
CACHO: ¡Y dale!
FLACO: ¡Aprendo solo, todos los días, sin par !...
CACHO: Y bueno...dale.
FLACO: ¡Yo no voy a robar un banco así nomá como hacen muchos y después van en cana!
CACHO: ¡Pero vos te olvidás, siendo chicos, cuando el boticario, que era
famoso por los venenos terribles que preparaba, formó una banda con: el jefe del correo, que era nuestro campeón de ajedrez; el gallego Zubieta, que era un as para preparar los fuegos artificiales; el capataz del matadero, que tenía una cara que dolía verlo; el viejo Matías que era una maravilla con el violín; y también, nada menos, que con el jefe de la estación del tren, que para hacer de campana tenía una experiencia de cuarenta años! ¡Toda gente de renombre y estudiosa! ¡Se pasaron noches enteras haciendo planes, dibujando mapas!... ¡Y, al final, cuando quisieron robar el banco terminaron todos en cana! ¡Y ahora venís vos con tu ametralladora que vas a comprar después de laburar...!
FLACO: ¡Yo no voy a hacer nada de eso! ¡Lo mío es todo distinto! (LOS MIRA A UNO POR UNO Y HACE UN SILENCIO DE SUSPENSO). ¡Yo voy a robar el banco en inglé! (ROLO Y CACHO QUEDAN CALLADOS. SE HACE UN GRAN SILENCIO).
ROLO: ¿Qué es eso?
FLACO: ¿Qué?
ROLO: En inglés.
FLACO: ¡Los voy a dejar con lo ojo abierto! ¡Cuando entre al banco con la ametralladora se van a avivar de que yo no soy ninguno de esos boludos que dice Cacho! (CON UNA AMETRALLADORA IMAGINARIA EN
LA MANO, DISPARA UNA RAFAGA). ¡Ratatatatata!... ¡Esqueráriquei! ¡Sáfeque náfeque! ¡Ai ran crácher tráquete! ¡Plíquin róquete! ¡Spat! ¡Crach! ¡Smac! ¡Ai ran trompet sombón! ¡Sáfeque náfeque! ¡Esqueráriquei! (ROLO Y CACHO ESTALLAN DE RISA). ¡Cam¢n, stiúpid! ¡Ai estrongued ol istíquen blad! ¡Terríplid escrún shiken! (ROLO Y CACHO CONTINUAN RIENDO).
ROLO: ¡Pero cómo podés creer...!
FLACO: ¡Se van a cagar encima! ¡No moverán ni un dedo! ¡Me darán las bolsas de guita sin chistar! ¡Me voy a levantar con dos o tres palos y no tendré que laburar nunca más en mi vida; voy a ir a veranear como los manates a Mar del Plata, todos los años, y rascarme las bolas, mientras ustedes se quedarán en este pueblo, como boludos, como reboludos, como recontrarreboludos, como...!
CACHO: (DESTERNILLANDOSE DE RISA). ¡Cuando te agarren no van a soltarte más!...
FLACO: ¿No comprenden? ¡Lo importante no es saber inglé sino que se caguen encima! (ROLO Y CACHO SIGUEN RIENDO). ¡No digo! ¡No tienen cultura! ¡Y yo meta explicarles a unos pajarones! ¡Eso me pasa por boludo! ¡Pero un día van a ver! ¡Laburaré...!
CACHO: ¡Basta, Flaco! ¡Nos vas a hacer reventar!...
FLACO: ¡Ustedes no tienen cuerda en los sesos, eso es lo que les falta, cuerda! ¡Pero yo me doy cuerda! (ROLO Y CACHO RIEN DE NUEVO). ¡Ah, no sé pa' qué hablo! ¡Eso es lo que nunca aprendí: cerrar la boca, tragarme la lengua!...
ROLO: Bueno, no te mufés...
FLACO: No estoy mufado...
ROLO: Lo estás...
FLACO: Que parezca no es que lo esté... (QUEDAN EN SILENCIO. APARECE RICARDO).
RICARDO: ¿Qué hacé, Flaco?
FLACO: ¿Qué hacé, Ricardo?
RICARDO: (A ROLO). ¿Qué hacé?
ROLO: ¿Qué hacé?
RICARDO: (A CACHO). ¿Qué hacé?
CACHO: ¿Qué hacé? Llegaste justo para apostar. Nos estamos divirtiendo a lo grande. Hay que adivinar el último número de la chapa del primer auto que pase por esta calle. Un mango. El que gana se lleva todo. El Flaco jugó al ocho, Rolo al uno y yo al cinco. ¿Qué número elegís?
RICARDO: Pará un momento. ¿Qué auto?
CACHO: El que pase por aquí.
RICARDO: (DESPUES DE MIRAR A LOS TRES). ¡Ah, ustedes están de joda!
CACHO: ¡Es en serio!
RICARDO: ¿Y dónde está el auto?
CACHO: "¿Dónde está el auto?" ¡Dónde va a estar! ¡El auto va a venir!
RICARDO: ¿Por dónde?
CACHO: ¡Por aquí!
RICARDO: ¡Pero si por aquí a veces pasan días sin que pase un auto, semanas, meses!
ROLO: Eso es lo que le quise hacer entender...
CACHO: ¡No sean exagerados! ¡Aquí hay huellas de ruedas de autos, fíjense en la tierra, son fresquitas! ¡Yo estoy seguro que son de esta mañana!
RICARDO: Si son de esta mañana estamos sonados...vamos a tener que esperar semanas...
CACHO: ¡Che, pero qué amargados son en este pueblo para todo! ¡Por eso no progresa! ¡No hay caso, uno quiere darle un poco de vida, moverlo...!
ROLO: ¿A quién?
CACHO: ¡...al pueblo, y ustedes meta tirar el ánimo abajo! ¡Así no hay nadie que lo levante! ¡Por eso en la plaza no tenemos ninguna estatua de un héroe! ¡Tuvimos que afanar el héroe del pueblo de al lado y decir que nació aquí! ¡Pero todos sabemos que no es así! ¡Nunca tuvimos un héroe!
FLACO: ¡Ya pronto habrá uno!
CACHO: ¡Dejate de joder, Flaco, estoy hablando en serio!
FLACO: ¡Yo, hoy, voy a salvar a la patria!
CACHO: ¡Lo que quiero decir...es que...es que...ya no sé lo que estaba diciendo!... ¡Ves, Flaco, me hiciste olvidar!
FLACO: ¡Estabas pelotudeando como siempre!
CACHO: ¡Bueno, terminemos de una vez! (A RICARDO). ¿A qué número jugás?
RICARDO: Al seis.
CACHO: ¡Tanto lío para apostar a un número!
RICARDO: ¡Así me dejás tranquilo! ¡Vine aquí para descansar!... ¡En casa había un quilombo bárbaro! ¡Mi vieja le chilla a mi viejo porque la plata que le da no alcanza, mi viejo se queja por su sueldo de hambre, entonces el perro se pone a ladrar,
las cotorras a chillar, y yo que quería dormir la siesta... al final me levanté!...
CACHO: ¿Cómo ibas a dormir la siesta?
RICARDO: ¿Y qué se puede hacer en este pueblo a la tarde? ¡O dormís la siesta o venís a reventarla aquí con ustedes!
CACHO: ¡No se puede perder el tiempo en siestas! ¡Hay que hacer!
RICARDO: ¿Qué hay que hacer?
CACHO: ¡Aprovechar!
RICARDO: ¿Qué? ¡Yo no soy boludo, si hubiera algo que aprovechar yo
sería el primero!
CACHO: ¡Yo la estoy aprovechando!
RICARDO: ¡No te veo!
CACHO: ¡Parece que no hago nada! ¡Pero estoy haciendo a todo lo que da! ¡Ni bien pase el primer auto y les gane la apuesta, esos tres mangos no los voy a gastar, los voy a guardar de recuerdo para no olvidar como tragué a tres pelotudos! ¡Y me voy a largar!
ROLO: ¿Adónde?
CACHO: ¡A hacer lo que siempre quise! ¡Voy a poner mi propio negocio! ¡Uno pequeño para empezar! ¡Y laburar‚ todos los días, sábados, domingos!...
FLACO: ¡Vas a amasijarte!
ROLO: ¿Alquilás?
CACHO: ¡Algo así!
ROLO: ¡Vos sabés lo que salen los alquileres?... ¿O ahora sos rico?
CACHO: ¿Para qué tengo el bocho? ¡Me costará lo que sale un cafecito!
¡Me instalo en una mesa del café de don Fausto y comienzo a levantar quiniela!
ROLO: ¿En lo de don Fausto?... ¡Te rajará a patadas!
CACHO: ¡Vos dejame a mí, vas a ver cómo lo convenzo! ¡Le hablaré bien de Boca, no a cargarlo como antes, y si eso no alcanza, todos los días le tiro unos mangos! ¡Al viejo chorrear no le gusta nada, pero cuando ve la guita...! ¡Después levanto apuestas de carreras de caballos, lotería, quini, loto, prode, lo que venga! ¡Sabés cómo voy a cosechar, no me alcanzarán veinte brazos!
ROLO: ¿Y si te aciertan en forma?
CACHO: ¿En este pueblo? ¡En este pueblo están todos mufados, por eso viven aquí! ¿O vos te creés que alguno que acierte la lotería
o el quini puede vivir aquí?
ROLO: ¿Y?...
CACHO: ¡Acertar aciertan en otro lado, en cualquier agujero, pero el que cayó en este pueblo no sale más!... ¡Cuando junte lo suficiente, entonces sí, pongo toda la guita en el arte! (SILENCIO. EL FLACO SE HA DORMIDO SENTADO, CON LA CABEZA APOYADA CONTRA LA PARED).
RICARDO: ¿Qué arte?
CACHO: ¡La calentura de mi vida! ¡Una academia de baile para caballeros! ¡Siempre me gustó la música, la danza! ¡Yo mismo voy a elegir a las minas! ¡Ya tengo pensado en la Rula, que tiene un buen culo, en la flaca de la otra cuadra, ¿cómo se llama?, tiene unas tetas..., y en la rusa que vive frente a la plaza que tiene unas gambas bárbaras! ¡Cobraré por bailar y después, el que quiere hacer un curso rápido en las piecitas del fondo, tendrá que pagar un precio especial! ¡Negocio redondo! ¡Hasta pensé que todo eso lo puedo entremezclar con teatro!
RICARDO: ¿Teatro?
CACHO: ¿Es por el progreso del pueblo! ¡Yo mismo escribir‚ las obras! ¿Cómo le dicen?... ¡Teatro...explícito!... ¡Eso! ¡Explícito!
ROLO: ¿Qué es eso?
CACHO: ¡Vos sabés! ¡Todo va a ser de verdad, como en la vida!... ¡Eso da, eso da, no van a decirme que no!... ¡Me pongo un gran boliche, donde entren mil, dos mil para bailar! ¡Vendrán de todos los pueblos vecinos! ¡Y después daría el salto grande!... ¡Para mí sería como cruzar los Andes! ¡La falopa! ¡Ah¡...bueno, tendré tanta guita que podré pasear por todos lados, saludar al gobernador, al presidente, ir a Norteamérica y poner como ejemplo a este pueblito, que creció de la nada. ¡Voy a hacer al pueblo grande, famoso! ¡Vendrán aquí de todo el país, de todo el mundo!... ¡Por último, me dedico a ayudar a la gente, voy a hacer colectas para los pobres, los muertos de hambre, y me quedaré con un cacho grande de toda la montaña de guita que los ricachones pongan para ayudar! ¡Haré tan famoso a este pueblo, tan, que parecerá mentira, no lo van a reconocer! ¡El día que yo me muera me van a levantar un monumento! ¡Será el primer héroe del pueblo, de verdad y no afanado!... (QUEDAN EN SILENCIO. EL FLACO RONCA).
ROLO: (MIRANDO HACIA EL FIN DE LA CALLE). ¡Me parece...que allá...viene algo!
CACHO: ¿Dónde?
ROLO: (SEÑALA). ¡Allá!
CACHO: ¿No les digo? ¡Aquí el único que la sabe ver soy yo!
RICARDO: ¡Sabe ver las pelotas!
CACHO: ¡Lo tengo todo arreglado en mi cabeza!
ROLO: (SACUDIENDOLO). ¡Despertá, Flaco! ¡Allá viene!
FLACO: (DESPERTANDO Y SACANDOSELO DE ENCIMA CON UN BRAZO). ¡Dejame tostarme tranquilo!...
ROLO: ¡El auto! (LO SACUDE DE NUEVO).
FLACO: ¡Qué auto?
CACHO: ¡La apuesta! ¿te olvidaste?
FLACO: ¡Ustedes todavía esperan el auto? Si yo ya gané y con la guita me compré un billete y me saqué la grande y me vine a veranear a Mar del Plata y estoy tomando sol en la playa...
ROLO: ¿Qué decís?
FLACO: ¡Que gané y estoy en Mar del Plata...!
ROLO: ¿No ves donde estás? (LE MUESTRA DONDE ESTA).
FLACO: ¿No digas que soñaba? ¿que estaba roncando y...?
ROLO: ¡Dejate de joder!
RICARDO: ¡Qué lento viene!...
CACHO: ¡Eso no importa! ¡El asunto es que el auto avanza, nosotros avanzamos, el pueblo avanza!...
FLACO: (MIRA). ¿Eso es el auto?
CACHO: ¿Estás cagado ahora que podés perder?
ROLO: ¡Se acerca!... (COMIENZAN A GRITAR).
CACHO: ¡Vamos el cinco, todavía!
ROLO: ¡El uno para todo el mundo!
RICARDO: ¡El seis! ¡Arriba el seis!
FLACO: ¡El ocho! ¡El ocho solo y peludo!... (SIGUEN GRITANDO, ENFERVORIZADOS).
RICARDO: (MIRANDO BIEN). ¡Parece un poco raro!...
FLACO: ¡Fuerza el ocho!
ROLO: ¡El uno se chupa a todos!
CACHO: ¡Debe ser un coche viejo! ¡El asunto es que pueda leerse la chapa!
ROLO: ¡Se bambolea mucho!
RICARDO: ¿Sabés lo que me parece que es?
ROLO: ¡Sí!... (RIE).
CACHO: ¡Que lo parió!
RICARDO: ¡Un carrito! ¡En vez de cuatro ruedas tiene cuatro patas! ¿Qué clase de coche viejo es ése, Cacho? ¿Motor a gas, a nafta? (RIE).
CACHO: ¡Qué carrito hijo de puta!
RICARDO: ¡El carrito del lechero! ¡Y dobla en la esquina!
CACHO: ¡Que doble! ¡Si ese desgraciado no tiene ni chapa ni nada! ¡Habría que hacer leña con ese carro!
RICARDO: ¿Así que sos el único que la sabe ver, Cacho?
CACHO: Dejate de joder...
RICARDO: ¿No se iba todo para arriba?
ROLO: ¡Yo creí que ganaba!... ¡Ahora vamos a tener que esperar no sé cuánto!...
CACHO: La culpa la tiene este pueblo...hay que picársela... Cuesta hacer algo...
RICARDO: ¡Cuesta si no se tiene sesos!... ¡El que va a laburar, pero a laburar y no a pelotudear, ése soy yo! ¡Voy a laburar día y noche, sin parar!
FLACO: ¿Vas al sacrificio?
RICARDO: ¡Meta fabricar sillas, mesas, muebles, de todo! ¡Compraré la madera más barata y después vendo diez veces más caro! ¡Una vez que junte bastante guita cambio de ramo, meta traer cualquier clase de cosas de afuera! ¡Aquí la gente no tiene ni para comer pero en cuanto yo le ofrezca un paraguas con radio, lo comprará volando, va a empeñar hasta los pantalones para comprarlo! ¿Te imaginás a los tipos caminando dándose importancia con el paraguas debajo de la tormenta y escuchando por radio el pronóstico del tiempo? ¿O a las minas caminar de noche por las calles oscuras del pueblo con la boca pintada con lápices labiales fosforescentes? ¡En la oscuridad veremos labios rojos, azules, amarillos, verdes!...
FLACO: ¡Igual que bichitos de luz!
RICARDO: ¡Y los tipos con guita, que morfan todos los días, se podrán lavar los dientes con cepillos a pila! ¡Parecerán príncipes frente a los espejos de los botiquines del baño!
FLACO: ¡Qué bárbaro! ¡Qué bien me vendría a mí, pa' después de morfar, un escarbadiente a pila!
RICARDO: ¡Todo empezará a moverse en este pueblo y aparecer la guita! ¡Los negocios comenzarán a vender de nuevo! ¡Yo seré el primero en llenarme de guita!
FLACO: ¿O sea que vas a laburar para no laburar más?
RICARDO: ¡Eso!
FLACO: ¡Sos un campeón!

RICARDO: ¡Con el laburo uno no se hace rico! ¡Yo mismo voy a fundar la Bolsa para que la gente meta ah¡ la guita que guarda bajo el colchón! ¿Te imaginás? ¡Comprar diez mil acciones del almacén del Turco! ¡O quince mil acciones del barcito de don Fausto! ¡Todos vamos a nadar en oro en este pueblo!... (HACE UNA PAUSA). ¡Pero eso sí, cuando todo se vaya a la mierda, desaparezco! (QUEDAN EN SUSPENSO).
ROLO: ¿Qué es eso?
RICARDO: ¡Me borro!
FLACO: ¿El hombre invisible?
RICARDO: ¡Me llevo la guita a Norteamérica y tomando sol en Miami, con
una flor de mina al lado, miro cómo esto se hunde!
FLACO: ¿Cómo: se hunde?
RICARDO: ¡No va a quedar nada!
CACHO: ¡Es lo que digo yo, esto algún día va a ser tierra arrasada!
RICARDO: ¡Va a haber sólo fiambres!
FLACO: ¡Ah, por eso ustedes dos se las quieren picar! ¡Qué va a ser de mí, entonces? ¿No van a dejarme aquí, clavado?... ¡Yo también tengo que hacer algo!... (BUSCA AFANOSAMENTE YENDO DE UN LADO AL OTRO). ¡Me dijeron que es negocio mandar a los pibes rotosos a pedir limosna! ¿Qué les parece?
CACHO: ¿De dónde vas a sacar pibes para pedir limosna? En este pueblo ya
están casi todos explotados, se la pasan pidiendo de sol a sol y no sacan ni medio...
FLACO: ¡Tengo que hacer guita antes de que todo se hunda!... ¡Pero cómo...? (SIGUE BUSCANDO CON DESESPERACION). ¡Afanar recién
nacidos y venderlos!... ¡La negra Matilde tiene una panza que revienta! ¡Ésa quedó embarazada porque mientras lava en las casas los maridos van de atrás y la sirven! ¡Le haré un favor afanándole el chico, así no tendrá que mantenerlo!... (BUSCA MAS). ¡Podría encajarle un palazo al armenio, que tiene los ojos así de grandes y sobresalidos! ¡Sabés cuánto me podrían dar por sus ojos! ¡A Crispín que se la pasa borracho le vendo un riñón! ¡Al gordo Benavídez que debe tener un corazón como de pelota de fútbol! ¡Sabés lo que me pagarían!...
RICARDO: ¡Dejate de joder, Flaco!
FLACO: ¡Vos decís eso porque te salvás!... ¡Yo sé que mucha gente viene de afuera y se lleva chicos, pibas de catorce o
quince años, y ojos, riñones, corazones, de todo se llevan! ¡Aquí, en este pueblo, también tenemos de todo pa' ofrecer! ¡Sangre, narices, orejas, dientes, brazos, hasta la de abajo si quieren!... (CACHO Y RICARDO LO ABUCHEAN). ¡No jodan!
¡Yo también tengo que vivir! (LO ABUCHEAN MAS). ¿No soy humano, como ustedes? (LO ABUCHEAN MAS). ¡Dale, Cacho, prestame un poco de guita pa' comenzar a salvarme, me pongo un kioskito...! (LO ABUCHEAN MAS). ¡Vos, Ricardo, qué te ha unos pocos mangos! ¡Es sólo pa' comenzar, me pongo en una esquina un puesto de garrapiñada! (LO ABUCHEAN MAS). ¡Ayúdemen! (LO ABUCHEAN MAS). ¡Qué hijos de puta! ¡Y todavía me cargan! (LO ABUCHEAN MAS). ¡Qué clase de amigos son! ¡Veinte años que nos conocemos, desde que nacimos! (LO ABUCHEAN MAS). ¡No sólo son unos hijos de puta sino la última mierda que hay! (LO ABUCHEAN MAS). ¡Está bien! ¡Sigan! ¡Jodan conmigo! ¡Pero yo me pudrí! ¡Váyanse al carajo, a joder a otro!... (VA A IRSE).
CACHO: ¿Qué hacés, Flaco?
FLACO: ¡Me las pico!
CACHO: ¿C¢mo vas a irte? ¡No podes rajarte y dejarnos en medio del juego!
FLACO: Qué querés que haga.
CACHO: ¡En cualquier momento el auto va a venir!...
FLACO: ¡Me importa un pito! (VA A IRSE Y CACHO LO TOMA DEL BRAZO).
CACHO: ¡Dale, quedate!
FLACO: ¡No, soltame el brazo!
CACHO: ¡No seas maric¢n!
FLACO: ¡Ustedes me joden!
RICARDO: ¡Dale, no te vayás, Flaco!
CACHO: ¡Fue una broma! ¡Perdoná!
FLACO: Me dieron en las bolas.
CACHO: Sin vos no es lo mismo... ¿No es cierto, Ricardo, que sin el Flaco no es lo mismo?
RICARDO: Sí, dale, quedate. Perdoná.
FLACO: Está bien... (CACHO LO SUELTA DEL BRAZO). ¡Me quedo porque me lo piden! Pero si me siguen jodiendo, me voy.
CACHO: No vamos a joderte más.
FLACO: No puede ser que uno esté lleno de ideas y que ustedes... Cuando yo hablo en serio quiero que me escuchen. Lo primero que quiero es que piensen bien eso de prestarme guita pa' que yo pueda poner un negocio.
CACHO: Lo vamos a pensar.
FLACO: ¡Si ustedes no son amigos pa' prestar pa' qué carajo son! ¿Cuándo me van a prestar?
CACHO: La semana que viene...
FLACO: ¡Me las pico! (EMPIEZA A IRSE).
CACHO: ¡Pará un cacho, no te enchinchés! (EL FLACO SE DETIENE).
RICARDO: Mañana ¿te parece bien?
FLACO: Bárbaro. Mañana a esta hora, aquí.
RICARDO: Bueno. (QUEDAN EN SILENCIO, ESPERANDO).
FLACO: ¿Seguro me van a prestar? ¿no? (NUEVO SILENCIO).
CACHO: Seguro... (OTRO SILENCIO).
RICARDO: Che, qué plomo es este juego.
CACHO: Ya va a venir... (MIRA A LO LEJOS DEL CAMINO). Yo tengo la esperanza... (SILENCIO TOTAL).
ROLO: (GRITA). ¡Son todos traidores!
RICARDO: ¿Qué?
ROLO: ¡Son todos una mierda!
CACHO: ¿Qué te pasa?
ROLO: ¡Traidores, cobardes, hijos de puta!
FLACO: ¡Se puso hidrófugo!
ROLO: ¡Vos, Flaco, que sólo pensás en afanar bancos, hacer laburar a chicos o venderlos!
FLACO: ¡Pará un cacho, ahora empezás a cargarme vos!
ROLO: ¡Vos, Cacho, que sólo querés joder a la gente! ¡Vos Ricardo, que vas a llevarte la guita afuera! ¡Y seguro, todos, en este pueblo de mierda, deben pensar igual! ¡Pero yo voy a hacer algo también! ¡Voy a luchar!... ¡Primero le haré mandados al comisario y a chuparle las medias hasta que me nombre policía! ¡Entonces podré ver bien los chanchullos en que anda y lo denunciaré! ¡Cuando vea todo lo que se afanó, la gente lo colgará en la plaza! ¡El pueblo sabrá que fue gracias a mí y el intendente me nombrará comisario! ¡Entonces me enteraré de los chanchullos del intendente y también lo denunciaré! ¡Igual que al comisario, la gente lo colgará en la plaza! ¡Y me nombrará intendente! ¡Entonces a vos, Flaco, te cuelgo en la plaza; a vos, Cacho, te cuelgo en la plaza; a vos, Ricardo, te cuelgo en la plaza! ¡Al primero que colgaré será al gallego de la panadería! ¡Nada de timba, nada de farra, nada de llevarse la guita afuera, nada de vender pibes, ni de cortar a la gente en pedacitos! ¡Me ocuparé de las escuelas, del diario, de lo que la gente escuche por la tele y la radio!...
RICARDO: ¿Mirá cómo se destapó el Rolo?...
ROLO: ¡Colgaré en la plaza a todos los que me lleven la contra! ¡Y cuando vean que la plaza parece el almacén del Turco, que
está lleno de mortadelas, salames y jamones colgados, la gente andará así de derechita!... ¡Seré intendente una, dos, tres, cuatro veces, siempre, hasta que me muera! ¡Todo andará al pelo!... ¡A esta calle la asfaltaré hasta allá ¿ven? donde termina...(SEÑALA), arreglaré las veredas, pintaré los troncos de los árboles de blanco, hasta las hojitas pintaré de blanco! ¡En la esquina meteré una plaza con césped, flores, monumentos, todo junto!... (QUEDAN EN SILENCIO).
RICARDO: Decime... ¿Y desde cuándo vos me querés colgar en la plaza?
ROLO: ¡Desde hoy!
CACHO: ¿Y a mí también?
ROLO: ¡A vos también!
RICARDO: ¿Vos solo?
CACHO: ¿Con qué arma?
ROLO: ¡Para empezar, a trompazos!
FLACO: ¡Dale, déjense de joder, muchachos, no se la tomen así!...
RICARDO: ¡No ves que éste se hace el pesado...!
FLACO: ¡Ahora no van a pelearse!... (LOS SEPARA).
ROLO: ¡Dejame que los mato a trompadas!
FLACO: ¿Pero qué te agarró a vos?
ROLO: ¡Sacame la mano de encima! ¡A vos también te voy a colgar en la plaza!
CACHO: ¿No ves? ¡Nos quiere colgar a todos!
ROLO: ¡Sería mejor!
RICARDO: ¡Si seguís jodiendo, te vamos a dar una paliza...!
FLACO: ¡Che, ahora se volvieron todos locos...! (LO ALEJA A ROLO).
ROLO: ¡Sacame la mano de encima!
CACHO: ¡Soltalo, que lo achuramos!
FLACO: ¡No hay uno solo manso, aquí!
RICARDO: ¿Pero no ves que te quiere colgar también a vos?
FLACO: ¡Sí! ¿Y? ¡Desde que nací todos me quieren colgar!
ROLO: ¡Son la última mierda que vi!
CACHO: ¡Sigue!
FLACO: ¡Dejalo!
ROLO: ¡Hijos de puta!
FLACO: ¡Rolo, dale!...
RICARDO: ¡A mí no va a putearme! (LO EMPUJA AL FLACO Y LO HACE A UN LADO).
ROLO: (PREPARADO). ¡Dale, acercate!
FLACO: ¡No hagan despelote! (CACHO VA POR DETRAS Y LO SUJETA DE LOS BRAZOS A ROLO).
CACHO: ¡Dale que ya lo tengo!
ROLO: ¡Soltá, hijo de puta! (FORCEJEA. CACHO AGUANTA DESDE ATRAS).
RICARDO: ¡Tenelo que le doy!
FLACO: ¡Así no!... (TRATA DE SUJETAR A RICARDO, PERO ÉSTE SE ABALANZA SOBRE ROLO Y LE DA UN GOLPE EN EL ESTOMAGO).
ROLO: ¡Hijos de puta, los voy a colgar a todos!
FLACO: ¡Soltalo, Cacho!
RICARDO: ¡Seguí puteando! (LE DA OTRO GOLPE. ROLO SE DOBLA EN DOS Y CAE AL SUELO DE RODILLAS, TOMANDOSE EL BAJO VIENTRE).
FLACO: ¡Qué hiciste!...
RICARDO: ¡Para que deje de joder, si sigue jodiendo le vamos a dar más!
ROLO: ¡No voy a olvidar!
RICARDO: ¡Qué! ¿Amenazás?
CACHO: ¿No ves, Flaco? ¡Nos amenaza, todavía!
ROLO: No voy a olvidar...
FLACO: (SORPRENDIENDOSE). ¡Allá!...
RICARDO: ¿Qué?
FLACO (SEÑALANDO EL FIN DEL CAMINO). ¡Allá!...
CACHO: ¿Qué te pasa? ¿Estás jodiendo vos también?
FLACO: ¡Hay un puntito! (TODOS MIRAN).
CACHO: ¿Qué puntito?
FLACO: ¡Algo viene!
CACHO: ¡S¡!...
RICARDO: Parece que sí... (ROLO SE LEVANTA, ALGO RECUPERADO, Y MIRA TAMBIEN).
CACHO: ¡Es un puntito con una nubecita arriba! ¡Es el polvo que levanta!
RICARDO: ¿Qué polvo?
CACHO: ¡La tierra! ¡Es un auto, Flaco!
FLACO: ¡Un auto!
CACHO: ¡Viene un auto! ¡Seguro, un auto!
RICARDO: Mirá que antes...
CACHO: ¡Esa nube de polvo sólo la puede levantar un auto!...
RICARDO: Sin embargo...
CACHO: ¡Mirá, Rolo!
ROLO: Sí... (MIRA).
CACHO: ¿Qué creés?
ROLO: Parece un auto...
CACHO: ¿No te dije? ¡Viene a los pedos! ¡Un auto! ¡Va a pasar por aquí mismo! ¿Saben con qué número va a terminar la chapa! ¡En cinco! ¡Los voy a chupar a ustedes, lo voy a chupar a este pueblo y me llenar‚ de guita!
FLACO: ¡Qué cinco! ¡El ocho, sólo y peludo! ¡Voy a laburar pa' comprarme una ametralladora y afanar un banco en inglé! ¡Será pa' alquilar balcones, van a hacer una película conmigo y me llenaré de más guita todavía! ¡Y entonces quedará clarito que los únicos pelotudos son ustedes! ¡El ocho solo y peludo pa' todo el mundo!
RICARDO: ¡Aquí el único que tiene algo en el mate soy yo! ¡Ustedes son unos rechiflados, listos para el manicomio! ¡El único número que puede venir por este camino es el seis!
ROLO: ¡Las pelotas! ¡Ustedes y este pueblo están más rayados que nunca y necesitan alguien que los salve! ¡Y ése soy yo! ¡El uno barre con todos!
CACHO: ¡Se acerca!
ROLO: ¡Viene a todo trapo, a los saltos!...
CACHO: ¿Ven la chapa?
RICARDO: ¡No se ve ni medio!
FLACO: ¡A mí me parece ver...!
CACHO: ¡Qué vas a ver!...
ROLO: ¡Ni el color...!
RICARDO: ¡Parece negro!...
CACHO: ¡Qué mierda!...
FLACO: ¡Se viene!
CACHO: ¡Que no doble!
ROLO: ¡Ya se puede ver la chapa!
CACHO: ¿Seguro?
FLACO: ¡Pasó el basural!
RICARDO: ¡Ahora vamos a ver mejor!
CACHO: ¡Vamos el cinco, todavía!
FLACO: ¡El ocho pa' todo el mundo!
RICARDO: ¡El seis, carajo!
ROLO: ¡Pegue el uno! ¡Pegue el uno! (EMPIEZAN A SALTAR Y GRITAR COMO EN
UN VERDADERO FINAL DE CARRERA).
FLACO: ¡Ocho, ocho, ocho!...
CACHO: ¡Me lleno de guita, me lleno de guita!
RICARDO: ¡Fuerza el seis, fuerza el seis!
ROLO: ¡Uno, uno, uno!...
CACHO: ¡Se ve!
FLACO: ¡Yo no veo un carajo!
ROLO: ¡Parece...!
RICARDO: ¡Tiene la chapa llena de tierra!
CACHO: ¡La puta que los parió!
RICARDO: ¡Todo el coche está lleno de tierra! ¡Qué mierda...!
FLACO: ¡El ocho a la cabeza!
ROLO: ¡No se ve un pito!
CACHO: ¡Yo veo!...
RICARDO: ¡Qué ves vos, si sos medio chicato!
CACHO: ¡Veo un cinco!
ROLO: ¡Qué va a ser un cinco eso, tiene más pinta de ser un uno, que jugué yo...!
RICARDO: ¡Un seis!
FLACO: ¡De las pelotas! ¡Ustedes ven soretes!
CACHO: ¡Es un cinco!
RICARDO: ¡Ves fantasmas! ¡Es un seis!
ROLO: ¡Llega!... (DE REPENTE SE CALLAN).
CACHO: ¿Qué tiene en el techo?...
RICARDO: ¡Una luz!
CACHO: ¡Como los coches de policía!
ROLO: ¡Sí!
CACHO: ¡Entonces...!
FLACO: (LOS MIRA SIN COMPRENDER). ¿Qué les pasa?
CACHO: ¡Es un coche de policía!
RICARDO: ¡Y viene a todo lo que da!
ROLO: ¡Qué hacemos! (LOS TRES, MENOS EL FLACO, EMPIEZAN A RETROCEDER).
RICARDO: ¡Viene derechito hacia nosotros!
ROLO: ¡Nos apunta!
FLACO: ¡Qué se julepean! ¡Sí, es un coche de policía! ¿Y qué? ¡Si aquí alguno tiene que rajar, soy yo! ¡Pero no sean boludos, el comisario desde hace meses tiene el auto roto y no tiene guita pa' arreglarlo!... ¡Fíjense la chapa, mejor!
CACHO: ¡Rajemos!
FLACO: ¡Qué te pasa!
ROLO: ¡Rajemos!
FLACO: (LO AGARRA A ROLO DE LA ROPA). ¡Adónde vas!
RICARDO: ¡Hay que rajar!
FLACO: ¡No sean maricones! ¡No van a dejar el juego, ahora!... (SEÑALA). ¡Miren! ¡Frenó en seco! (OBSERVAN ASOMBRADOS).
CACHO: ¡Se paró en la otra esquina!
ROLO: ¿Para qué?
RICARDO: ¡Nos miran desde adentro!
FLACO: ¡Desde aquí no se ve ni medio!
ROLO: ¡Debe estar lleno de tipos!
CACHO: ¡Y armados con todo!
FLACO: ¿Pero ustedes qué ven?
RICARDO: ¡Rajemos despacio, sin que se aviven!
ROLO: ¡Se van a avivar igual!
FLACO: ¿Pero qué tenés miedo?
ROLO: ¡Es que...!
FLACO: ¡Si nunca hiciste nada!
ROLO: ¡Pero...me habrán descubierto!
FLACO: ¿Qué?
ROLO: ¡Hoy en día te vigilan, uno no se da cuenta, parece que no hay nadie a tu lado, y uno habla, y mirá, estoy seguro, vinieron por eso!
FLACO: ¡Yo soy el que afana todos los días! ¡Yo afano, miento, traiciono! ¡Me falta achurar a alguien!...
CACHO: ¡Rolo tiene razón! ¡Estamos sonados! ¡La Rula a lo mejor contó lo que le hago!
FLACO: ¡Si a la Rula le debe gustar!
CACHO: ¡Pero se debe haber avivado de todo lo que tengo en la cabeza por la forma en que lo hago!...
FLACO: ¿Cómo lo hacés?
CACHO: ¡Cómo voy a decírtelo ahora! ¿No ves? ¡Nos están mirando!
RICARDO: ¡Y están callados, los hijos de puta, ni respiran! ¡Yo creo que ellos vienen por nosotros porque tienen miedo! ¡Tienen miedo de que yo, el día de mañana, me haga de cien palos verdes, de mil palos, de diez mil palos!
FLACO: ¿Y eso qué?
RICARDO: ¡Quieren toda la guita para ellos solos, ni un mango para los demás! ¡Nosotros que somos jóvenes y estamos llenos de ideas, el día de mañana, cuando ellos estén viejos, podemos joderlos!
ROLO: ¡Yo creo que por eso me quieren liquidar primero a mí, antes que a todos!
FLACO: ¡Ustedes tienen la cabeza llena de mierda! ¡Si no pasa nada!... (SE OYE LA EXPLOSION DEL MOTOR DEL AUTO).
CACHO: ¡Arranca de nuevo! (SE OYEN FUERTES ACELERACIONES DEL MOTOR).
RICARDO: ¡Oí!
FLACO: ¡No se chiflen!
ROLO: ¿Qué hacemos?
RICARDO: ¡Rajemos cada uno por su lado!... (CACHO VA A ESCAPAR Y EL
FLACO LO TOMA DE UN BRAZO).
FLACO: ¡Qué hacé!
CACHO: ¡Soltame!
FLACO: ¡Estamos jugando! ¡Vos fuiste el del juego! ¡Acordate! ¡Yo jugué al ocho!
CACHO: ¡Dejate de joder! (TIRONEA PARA ZAFARSE).
FLACO: ¡Pero están todos locos! (RICARDO VA A IRSE PERO EL FLACO LO SUJETA).
RICARDO: ¡Flaco, vos rajá también!
FLACO: ¡Yo tengo el bocho tranquilo!... ¡Juguemos ahora que está por terminar! (SE OYE EL MOTOR QUE ARRANCA Y UN RUIDO DE SIRENA).
ROLO: ¡Vienen!
FLACO: ¡No se vayan!
CACHO: ¡Pronto! (EMPIEZAN A ESCAPAR).
FLACO: ¡No rajen!
RICARDO: ¡Salí del paso!... (LO LLEVA AL FLACO POR DELANTE).
FLACO: ¡No sean animales!... (ESCAPARON). ¡Vuelvan! ¡Ahí viene! (EL RUIDO DEL MOTOR Y LA SIRENA CRECEN). ¡Viene! ¡Podemos jugar!... (VE EL AUTO QUE PASA POR SU FRENTE A TODA VELOCIDAD). ¡El ocho!... ¡La chapa terminó en ocho! ¡En ocho!... ¡Gané! ¡Gané yo! ¡Muchachos, no corran!... ¡El auto siguió de largo! ¡No los persigue! ¡Se va del pueblo...sólo pasó!... (GRITA, DESESPERADO, A TODO LO QUE DA). ¡Muchachos!... (VE QUE NO VUELVEN). ¡Muchachos!... (YA NO SE OYE EL RUIDO DEL AUTO. COMPLETO SILENCIO). ¡Seguro que ahora no van a creerme que terminaba en ocho y gané yo!... ¡Qué auto hijo de puta, qué tenía que hacer tanto barullo pa' pasar! ¡Qué desastre de pueblo! ¿Dónde está la patria, digo yo? ¿Dónde están los salvadores? ¡Si ese auto hubiera pasado sin hacer tanto batifondo!... ¡Yo hoy sabía! ¡Yo salvaba la patria! ¡Con la guita que ganaba me iba a la pizzería y me morfaba una pizza! ¡Una grande de muzarella, yo solo me la morfaba! (CASI LLORANDO POR LA IMPOTENCIA, AMENAZA CON EL PUÑO HACIA DONDE LOS AMIGOS ESCAPARON). ¡Hijos de puta! ¡Mi muzarella!

 
 
 

Av Roque Sáenz Peña 943
C1035AAE Buenos Aires, Argentina
E-mail info@teatrodelpueblo.org.ar
Esta sala cuenta con el apoyo del
Instituto Nacional del Teatro
y de Proteatro